viernes, 30 de septiembre de 2016

Sing street

Un joven de 15 años que vive en el Dublín de los 80. En unos días complicados para él, debe afrontar los problemas matrimoniales de sus padres mientras lidia con el cambio de un colegio privado a un instituto público, razones que despiertan en el chico la necesidad de huir de casa. A su vez, escribe canciones para su recién formada banda como una forma de lucha. Mientras tanto, conocerá a una chica que cambiará su vida y junto a la que realizará controvertidos vídeos musicales. Después de los éxitos de crítica y público de Once y Begin Again, John Carney vuelve a unir música y cine en Sing Street, cinta ambientada en los ochenta, en la que vuelca sus propias experiencias como adolescente en Dublín. De este modo, Carney, también responsable del guion, compone una película honesta y emotiva sobre lo que significa ser quinceañero y vivir el primer amor, personificado en sus dos protagonistas, un joven que dentro de casa afronta problemas familiares y que fuera de ella intenta adaptarse a un cambio drástico de colegio, y que encuentra en la música la vía de escape y, a su vez, la herramienta perfecta para atraer la atención de la chica que le gusta. El debutante Ferdia Walsh-Peelo y Lucy Boynton (February) protagonizan este romance adolescente aderezado con los grandes éxitos de emblemáticas bandas de la época como The Cure, Duran Duran, A-Ha o The Clash. Completan el reparto Jack Reynor (Macbeth) o Aidan Gillen (El corredor del laberinto: Las pruebas),

M&S Dhoni the untold story/ la historia jamas contada

MS Dhoni: la historia no contada es una  película biográfica dirigida por Neeraj Pandey , basada en la vida del jugador de cricket indio y la corriente ODI y T20I capitán del equipo nacional de cricket indio , Mahendra Singh Dhoni . Fox Star Studios distribuye la película y la produjo junto con Inspired Entretenimiento y Arun Pandey, en asociación con el viernes film Works. La película cuenta con Sushant Singh Rajput como Dhoni y Disha Patani, Kiara Advani , y Anupam Kher en papeles secundarios.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Neruda

Desde el cartero de Radford, no habíamos tenido mas noticias de el. La memoria del agua aparte. Pablo Larrain (Jackie) se atreve a ordenar una parte del complejo pensamiento de Pablo Neruda desde Canto General a la mujer, la clandestinidad, la fiesta, la literatura, construido todo ello a través de la extraña relación establecida con el perfecto de policía que le sigue, Gabriel Garcia Bernal, persecución que a tenor de lo que sabemos por su biografía, "Confieso que he vivido", no consigue ninguna credibilidad. Demasidas historias esbozadas que acaba pareciendo mas un film político utilizando clave nerudianas que un film sobre el poeta. Larrain declaro en Cannes que nunca se hubiera atrevido a hacer un biopic y ha buscado este poema cinematográfico este sueño onírico e imaginario.En 1948, la Guerra Fría ha llegado a Chile y en el Congreso, el Senador Pablo Neruda acusa al gobierno de traicionar al Partido Comunista. Ante esto, el presidente Videla lo desafora y ordenar su detención, lo que obliga a Neruda a intentar huir del país junto a su esposa. Durante su fuga clandestina, escribe su épico Canto General mientras juega al gato y el ratón con el prefecto de la policía que le persigue. Será entonces cuando Neruda se convierta en símbolo de libertad y leyenda literaria. Después de encandilar a la crítica con El club, el chileno Pablo Larraín nos cuenta los días más aciagos de su compatriota, el Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda, cuando se convirtió en enemigo del gobierno de Videla y tuvo que huir de la persecución policial. Sin embargo, Larraín no conforma un biopic de extrema fidelidad a los acontecimientos históricos, sino que emplea los momentos más conocidos de este período y los usa en una película que juega con la leyenda del escritor y permite al espectador disfrutar de su poesía, su memoria y sus ideales comunistas. De este modo, Larraín homenajea a Neruda con uno de los géneros favoritos del autor: el policial, y compone una road movie en la que sus personajes, ni el cazador ni el cazado, experimentan una evolución evidente. Luis Gnecco interpreta al legendario literato y vuelve a compartir reparto tras No con Gael García Bernal (Eva no duerme). Junto a ellos, encontramos otros rostros habituales del cine hispano parlante como Antonia Zegers (La memoria del agua) o Emilio Gutiérrez Caba.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Los siete magnificos diferencias




Adivine que comentario pertenece a qe film,  1960-2106.  Los humildes habitantes de un pueblo mexicano, que viven modestamente de la agricultura, se hallan a merced de una despiadada banda de forajidos que constantemente les exigen un pago por sus cosechas. Como ellos no saben defenderse, deciden contratar los servicios de siete pistoleros, siete implacables mercenarios cada uno con una habilidad especial en el manejo de las armas.

1960: Nominada al Oscar: Mejor Banda sonora de Elmer Berstein

  • "Un soberbio y sobrio western de cita obligada y música muy silbable." 
  • "Un western épico, Magnífica versión norteamericana de 'Los siete samuráis'. 
  • "Sturges recoge la semilla de 'Los siete samuráis', de Kurosawa, y monta un western con reparto de rostros afilados y sangre roja como la pasión. Más entretenida que magistral, ha pasado a la historia por su banda sonora." 
  • Libre remake -en clave de western- de "Los siete samuráis" (1954) de Akira Kurosawa. A pesar de su poco éxito en taquilla (sólo fue la 39ª con mayor recaudación del año en USA), se hizo famosa sobre todo por su popular banda sonora y por su conocido reparto, y con el paso de los años se convirtió en un título clave del western de los años sesenta.
  • "Un film de acción brillante con una majestuosa dirección de John Sturges. 
  • "Siempre merece la pena verse, principalmente por sus interpretaciones y escenas como la pelea a cuchillo de Coburn o los chistes de McQueen permanecen en la memoria." 

Florence Foster Jenkins

Ya habian amenazado los americanos con hacer su biopic mas real que  la reciente version francesa Madame Marguerite, mas sensible, estetica y delicada. Conocida pues la historia de esta soprano que no llego a ser, los americanos, mas practicos, ponen a una gran Meryl Steeep en el disparadero y pese a ello la clava. Una mujer todo coraje que luchara por cantar opera que es su sueño, pero tambien dice el filme que con dinero se puede cantar todo menos bien. Dinero que tampoco le sirvio para manener una buen relacion con criticos y otros artistas. El bueno de Stephen Frears se aplica en la ambientacion operistica neoyorkina y nos aligera, espuma y da elegancia a lo que podria haber sido un pesado elemento de hormigon. Mas superficial que su version francesa, en 1944, Florence Foster Jenkins es una figura destacada de la sociedad neoyorkina y mecenas de la música. Apoyada por su marido, St Clair Blayfield, Florence toma clases de canto lírico y actúa ante un público entregado. Pero a pesar de considerarse un portento vocal, la acaudalada mujer apenas sabe cantar, y su público es elegido por su esposo entre amigos que alaban su entusiasmo. Cuando Florence pretenda dar un concierto público en el Carnegie Hall, la burbuja en la que vive correrá peligro. El dos veces nominado al Oscar Stephen Frears (Philomena) compone una historia conmovedora sobre el amor y la música que ahonda en la dualidad entre el concepto que Madame Florence tenía de sus habilidades artísticas (al que ayudaron las gestiones de su marido y manager, y un público fascinado por su pasión y entrega que acudía a los conciertos para comprobar si las críticas demoledoras que recibía eran justificadas) y la realidad. La ganadora del Oscar Meryl Streep (Sufragistas) se convierte en esta peculiar soprano, mientras que Hugh Grant (Operación U.N.C.L.E.), como su marido, y Simon Helberg (The Big Bang Theory), en el papel de su pianista, interpretan a sus dos fieles escuderos.

lunes, 26 de septiembre de 2016

El porvenir/L'avenir

No recuerdo si Isabelle Huppert ya habia interpretado un papel de profesora de Filosofía en Instituto. Pero si que desde La hilandera no había estado tan integra personal y en la ficción como aquí. Desmenuza el tiempo apelotonado en los calendarios y asume el dolor de los cambios con la concesión de mas tiempo, lo mismo que hace la directora Mia Hansel love, con su madre, que ya se inspiro en su hermano para en Eden narrar la cultura de clubs en Francia. Sencillo film de calidez humana, que amontona estrellas sin rubor, con puntos para la comedia con escenas como el encuentro con el marido y su joven amante o las peleas con el gato. Consigue incluso detener el futuro y hacernos estar cómodos en el presente. Con una cariñoso escalofrío nos recuerda Hansel love que el porvenir a partir de los sesenta, es mas deseo que realidad, mas pensamiento que medida, que la cueva de Platón ya no esta, que la soledad ya la contaba Rosseau y que incluso Pascal ve las grietas en e l vacío que se produce cuando los seres que te acompañaban, ni tan siquiera que te querían, van abandonando su habitáculo para vivir plenamente su libertad y porvenir. 
Una mujer apasionada por su trabajo como profesora de Filosofía en un instituto de París y que disfruta de la reflexión. Casada y con dos hijos, reparte su tiempo entre su familia, antiguos alumnos y su posesiva madre. Sin embargo, su mundo se desmorona tras una sucesión de tragedias que culminan cuando su marido le deja por otra mujer, momento en el que deberá aplicarse a sí misma las lecciones que da a sus alumnos sobre la libertad y encontrar un nuevo rumbo para su vida. Mia Hansen-Love (Eden), la realizadora compone un sorprendente y elegante relato sobre el azar y el destino, así como su influencia en la felicidad, y esquiva los tópicos de la crisis de la edad madura para componer un personaje femenino, magníficamente interpretado por Isabelle Huppert (Luces de París), en una encrucijada vital. Completan el reparto de esta cinta premiada en el Festival de Berlin André Marcon (Madame Marguerite), Roman Kolinka (que repite con Hansen-Love tras Eden) o Edith Scob (Primavera en Normandía).

El hombre de las mil caras

Cada vez mas, el cine hispano se apoya en ideas hollywoodienses, como antes fue al revés. Eduard Fernandez- Fernando Paesa-, dice en el film que nadie ha dicho que hacerse rico fuera barato. Y yo añado, ni hacer buen cine. Con apariencia de documental económico sobre hechos recientes que no han llegado todavía a conocimiento del segmento joven de la población . A pesar de la depurada técnica de Alberto Rodriguez (La isla mínima) y las estupendas interpretaciones no queda claro si se nos explica que esto no debe funcionar así, o para que aprendamos como funciona. Ritmo de acción tortuoso que marca el film y que nos hace dudar de sus múltiples caras a pesar de su claridad meridiana en su exposición que no irreflexión.  Un estafador internacional que empezó en Guinea Ecuatorial del que no se sabe que es verdad o mentira y que ya es leyenda llego a ser portada de la sofisticada Vanity Fair sin el ser lo. Eran los escombros del franquismo donde todavía la extorsión, la corrupción y el ladroneo de este ex agente del GAL muerto en Paris el 1988, fue descubierto por el periodista Manuel Cerdan, libro de donde procede en parte el film Banquero, gigoló, traficante de armas, diplomático, estafador o espía, Francisco Paesa ha amasado una fortuna viviendo al margen del sistema. Pero un día, su gobierno le traiciona y le obliga a huir del país. A su regreso está arruinado, incapacitado para montar un negocio y con su pareja a punto de dejarle. La oferta del director de la Guardia Civil , que necesita desviar 1.500 millones de dinero público, le servirá para ganar un millón de dólares y también para vengarse de los que le dejaron en la estacada. Paesa y su inseparable socio Jesús Camoes (al que da vida otro ganador de un Goya, José Coronado (Secuestro), unico personaje ficticio de la historia, llevaron a cabo para que Roldán, interpretado por Carlos Santos (Miel de naranjas), robara 1.500 millones de pesetas de las arcas del Estado. Completan el reparto la también propietaria de un premio de la Academia española Marta Etura (Sexo fácil, películas tristes) y los nominados Pedro Casablanc (B) o Luis Callejo (Tarde para la ira),