miércoles, 14 de febrero de 2018

15:17 tren a Paris

Los trenes del cine siempre habian ido a Lisboa, Katanga, Texas, Gun Hill o Auswitsch. Este de Clint Eastwood va a Paris y no a las 3:10, sino a las 15.17. Una historia real para la que el director estadounidense quiso trabajar con los protagonistas reales para darle mas veracidad al guion. Consecuencia: el artefacto se resiente de la no direccion de actores, a los que ademas el guion no ayuda al no ofrecerles momentos de reflexion o que pudieran vestir un poco mas su personaje. Tampoco habla demasiado del destino final del terrorismo, centrandose en la vida de estos tres heroes, dos militares y catolicos, armados y fieles a su bandera. Con Eastwood en esta fase final tipo "boina verde" nos pasa como con Heston, que era duramente criticado por representar la derecha americana, pero filmaba la accion como nadie, encontrando siempre el lugar exacto para situar la camara. Vendemos el drama psicologico a cambio de sentirnos justicieros diez minutos. Cruel y intenso en la accion, lo que mas le interesa es contarnos, como ya hizo en "Banderas de nuestros padres" la anodina vida de nuestros tres protagonistas bastante aburrida por cierto, hasta el hecho del 25 de agosto del 2015 a las 15:17, narrado a bordo del tren Thalys. Y como es quien es, lo hace como sabe, no pudiendo evitar la deriva facistoide de los democratas americanos de cierta avanzada edad. Durante la tarde del 21 de agosto de 2015 tres jóvenes americanos, dos de ellos miembros del ejército de EE.UU, disfrutan de unos días de vacaciones y cogen un tren en Amsterdam con destino a París. Lo que ninguno de ellos esperaba era que ese mismo día quedaría marcado en sus vidas al convertirse en héroes a ojos de todo el mundo cuando consiguieron impedir un atentado terrorista. Contaban con formación militar pero la mejor arma para salvar a las 500 personas que había a bordo fue su fuerte vínculo de amistad. Los medios de todo el mundo se hacían eco del intento de atentado en un tren de París que fue frustrado gracias a la intervención de unos turistas americanos y su mejor amigo, además de un consultor británico. Esta historia, que ya fue contada por ellos mismos en una autobiografía, da ahora el salto al cine de la mano de Eastwood, que tras Sully vuelve a radiografiar a héroes de la América moderna con los mismos protagonistas de la hazaña (Anthony Sadler, Alek Skarlatos y Spencer Stone) que se interpretan a sí mismos en el film. Para conocer mejor qué les llevó hasta ese lugar y momento precisos, la película también repasa momentos clave en su vida, desde sus días en el instituto hasta su paso por la academia militar, así como los instantes previos al ataque, que ayudan a entender el fuerte vínculo de amistad que les ayudó a hacer lo correcto y salvar cientos de vidas poniendo la suya en peligro. Junto a ellos también participan intérpretes profesionales como Jenna Fischer (Qué fue de Brad) y Judy Greer.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal