viernes, 16 de febrero de 2018

En transito

Oskar Tejedor es un director de cine desde que hace quince años dejó su trabajo como ingeniero. El mismo cuenta que en la vida llega un momento que tienes que apostar por lo que verdaderamente te motiva, “no puedes dejar los días pasar sin intentar llevar a cabo tus sueños”. No deja de ser consciente de lo difícil que es vivir con la incertidumbre y no sabe que le deparará el futuro, pero apuesta a que sus acciones estarán orientadas al mundo del arte y de la cultura.
El documental que, nos presenta es un proyecto que surgió a raíz de una colaboración con la asociación Bidez Bide, cuando rodo un pequeño, Compañeras de viaje, sobre mujeres que habían venido desde latinoamérica en busca de un futuro mejor para ellas y sus familias que, de momento, dejaban allí. Se interesó por el trasfondo de estas mujeres, quiso conocer el contexto, saber que pensarían sus hijos y aquello dio pie a En tránsito.
En tránsito, un trabajo de años de investigación, planificación, rodaje y montaje, le gusta rodar cortos de ficción, un formato en el que él lo controla todo. 
Un documental, o una película de no ficción, te maneja a ti. Estás retratando la vida, estás retratando el comportamiento de la gente y no sabes por dónde te van a salir, por muchas hipótesis que te montes en la cabeza, al final es el propio documental el que te va dirigiendo a ti.
De hecho si premisa era totalmente distinta. Iba a grabar a dos mujeres que decidían volver allí tras cuatro años aquí. Cuando llegó allí, a un pueblo que tiene porcentaje altísimo de niños cuyas madres ha viajado a Europa, se entera de que sin casi apoyos organizan grupos de terapia para ayudar con los transtornos afectivos de los niños. El documental decide potenciar ese diálogo entre las dos partes y que las mujeres de no absorbieran demasiado el relato.
Con los documentales sobre el alzheimer, sobre Balenciaga, sobre el ballet, eran temas que a mucha gente le interesa,que a todo el mundo le gusta más o menos el arte… pero con esta problemática tenia sus dudas
El mundo de los niños, pero respetando su intimidad, sin traicionarles. En sus terapias utilizan mucho los dibujos, utilizando sus dibujos y sus testimonios trata de rodar ese mundo interior onírico. Al final todos hacen el mismo viaje aunque unos hayan ido a Estados Unidos, otros a Francia, otros a España…

La ficción y la no ficción son dos formatos cada vez más permeables. En muchas películas de ficción ya no interesa que la cámara sea tan perfecta. Los directores usan recursos de documental buscando el realismo, la naturalidad. La cámara que observa más que incide sobre la acción. En la no ficción se usan recursos de la ficción para que sea más atractiva la narrativa de lo que mucha gente entiende todavía que es un documenta

Pero “¿qué es para vosotros un documental?”, porque parece que todo tiene que ser fidedigno, real, pero en realidad es  una ficción basáda en una realidad. Cuando se toma una decisión de donde enfocar la cámara, se esta creando una ficción. Nuestra  mirada.Se ve una discusión y yo he incidido mucho en esa discusión. Primero para convencerles de que a mi me interesaba mucho grabar esa conversación porque es el único hombre que aparece en la película pero que equilibra a todos los demás y que tenía todo el derecho del mundo a aparecer defendiendo a su familia. Con la camara lejana, la conversación les sale natural, estando tan lejos no provoca la sensación de que estamos manipulando o invadiendo su intimidad.
Aquí no son actores, y no tienen que buscar esos recursos, porque son los suyos propios. Se  acorta ese paso que tendría que dar un actor. El director no domina el guión, y no lo manipula en ese sentido. 
La escena del "escuchar" te hace reflexionar. Arrancas a una persona de su contexto, pero luego esa persona se crea un nuevo contexto y tampoco es fácil cambiar eso. Luego los casos son distinto, con 12 años todavía no te has creado muchos vínculos y por eso pongo cerca al otro chaval de 18.
Al final te das cuenta de que las mujeres están en un  tránsito total, los niños están en un tránsito total.El cine está cambiando, está muriendo la forma que teníamos de ver el cine. El futuro del documental pasa por salas alternativas, por ver este tipo de películas desde otro punto de vista. Cada vez somos menos los que vamos a la sala de cine. Pero creo que la no ficción interesa cada vez más. En los festivales lo vemos, en Berlín ha ganado Fuocomare, aquí ese año también tuvimos varios… Pero aquí esto es militancia pura y dura. Este documental está viajando muy bien, en Estados Unidos, Bruselas, ha estado en cuatro festivales en Italia y ha ganado uno… pero con eso no se vive.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal