viernes, 20 de enero de 2017

Laciudad de las estrelas/La la land

Otra operación nostalgia con precedentes. Nuestros jóvenes actores, quieren triunfar en el mundo del cine con los formatos y contenidos de antes,en cine o en musica, baile,etc,.  Y aquí esta el único merito del film. La reconstrucción del oscar, de alguna interpretación de hace mas de 50 años que sale incluso mejorada. Sobresale el conocimiento y añoranza que tiene Damien Chazelle al jazz. Un cine de mago,en el que convierte al clasico en un objeto de su particular vision del mundo hollywwod. Hay, seguro mas de 20 y 30 flilms en este sentido, pero Chazelle ha conseguido hacer una obra muy particular, Tanto que  a muchos no ha gustado nada.. EL GENERO MUSICAL NECESITABA ESTA PROXIMACION Y RECUERDO, y ESTE ES EL UNICO LUgAr que CoNSEGUIRA A cHAZeLLE EN La HISTOriA DEL CINEMATOGRAFO. hE eViTADO CITAR TODAS lAs PeLiCULAS MUSICALES QUe CoMPoNDRAN ESTE PUZZLE NOSTALGICO Y ALUCIANNTE.  Chazelle marca sus deseos con la primera escena del baile en a la autopista. Toda un declaracion de intenciones que ya habiamos visto en el el cine italiano por ejemplo.                                     El altivo sonido de un claxon preludia el encuentro entre Mía, una aspirante a actriz que tiene que conformarse con servir cafés a las estrellas de Hollywood, y Sebastian, un músico empeñado en resucitar el jazz tradicional en actuaciones en sucios bares. Ambos viven en Los Ángeles, la ciudad de los sueños y también la de las esperanzas incumplidas, en la que protagonizarán un tempestuoso romance que amenazará con romperse cuando las ambiciones artísticas de ambos se interpongan en su camino. A modo de homenaje al cine clásico, y de carta de amor al lado más brillante de Los Ángeles, Damien Chazelle (Whiplash) dirige La ciudad de las estrellas (La La Land), cinta musical en la que vuelve a reunir a los nominados al Oscar Ryan Gosling (Dos buenos tipos) y Emma Stone (Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)) en un romance que cambiará la vida de un pianista de jazz y una aspirante a actriz. A través de la iluminación, el color y, sobre todo, la música, Chazelle transmite al espectador emociones como la felicidad y el dolor de las pasiones que nunca se olvidan mientras rinde tributo a las estrellas del género y crea un universo, entre lo mágico y lo real, en el que habla del amor, los sueños y las decisiones. Completan el reparto el oscarizado J.K. Simmons (que repite con Chazelle tras Whiplash), Rosemarie DeWitt (Poltergeist) y el músico John Legend, ganador de un Oscar por la canción original de Selma. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal