sábado, 28 de enero de 2017

Toni edermann

Como la película, como su protagonista no hay ni altos ni bajos. La incomunicación filial salta con solo la pregunta de si uno es feliz.  Un escalofrío de inquietud recorre el film y también sorpresa por los intentos de acercarse a la hija. , epicentro, no ella pero esta, del entorno industrial alemán.Y a la que el machismo seguirá a donde vaya o la lleve su lucha. En su continuidad plana el film podría haber seguido plano tres horas mas  y ser cortado en cualquier momento. Para recuperar a su Inés recurrirá a todo tipo de bromas y de disfraces. Es una ejecutiva que trabaja en una empresa alemana con sede en Bucarest. Su vida transcurre tal y como ella tiene previsto hasta que un día aparece su padre de manera inesperada. A este hombre le preocupa que su hija haya perdido el humor y que no sea feliz, y para evitarlo creará un personaje ficticio: el divertido Toni Erdmann. Desde este momento, la existencia de Inés se verá condicionada por esta persona de la que se avergüenza, pero que le ayudará a dar de nuevo sentido a su vida. Convertida en una de las películas más aclamadas del año en el viejo continente y ganadora de 5 premios del Cine Europeo, Toni Erdmann llega a nuestras pantallas convertida en un fenómeno de crítica y público. En la cinta, la directora Maren Ade (Entre nosotros) compone una comedia inteligente y extravagante por momentos que, se equilibra gracias a situaciones de mayor calado dramático capaces de conmover al espectador. En este conflicto familiar, que se extrapola al de dos generaciones distintas, la de la lucha por la libertad de un padre, interpretado por Peter Simonischek (Ruby, la última viajera del tiempo), y la del corporativismo y el capitalismo desmesurado de su hija, interpretada por Sandra Hüller (Réquiem), la directora hace una oda al sentido del humor en un mundo cada vez más políticamente correcto. Completan el reparto de esta cinta Michael Wittenborn (Wir sind die Neuen), Thomas Loibl (Ende der Schonzeit) e Ingrid Bisu. De todas formas es educativo contemplar como el espirtu aleman contempla si inexistencia de humor, su amarga fora de dife¡geirr las drrotas y como se rien por sorprsa de su depresones pequenas de dcada dia. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal