lunes, 11 de diciembre de 2017

Kekszakallu

Ejercicio de observación, entre el cine experimental y el cine narrativo, en torno a la crisis de un grupo de adolescentes en el momento en que deben tomar algunas de las decisiones más importantes de su vida, sea en materia universitaria, familiar o sentimental. Planos sin aparente relación unos con otros, encuadres geométricos… Si se entra en el juego, resulta una película fascinante. El título en húngaro quiere decir 'Barba Azul', y la música de la ópera de Béla Bartok puntúa las imágenes. Gaston Soinicki es el principal artifice de este raro artefacto del cine actual y progresista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal