lunes, 6 de febrero de 2017

Hotel Europa/ Mort a Sarajevo

 Film de Tanovic, no tan escueta como  su Oscar. Por ello  tiene abiertas demasiadas habitaciones que albergan, frentes aparte, a periodistas, dilemáticos ,viajeros de paso, en los albores del estallido de la guerra de Bosnia.  Basada en una obra de teatro de Bernad Henry Levy, plantea todas la cuestiones con pasión pero no resuelve o proporciona respuestas, error grave cuando la guerra, en principio ha terminado.  Como todas las guerras no dan ninguna respuesta como o sea la muerte y destruccion de los que la practican. Con unos actores que merecen por si solos un hotel,el film demuestra, (estoy viendo mientras escribo el juicio politico a Catalunya) que muchos pueblos de Europa quieren otra, la misma pero reconvertida Europa para seguir siendo grandes y respetuosos. En el Hotel se produce el ultimo zarpazo de la vieja Europa a la emergente, que lucha pacificamente por ser mejor y superar cliches de la antiguedad.  La España turistica la ha titulado Hotel pero su autor le dio el dramarico nombre de Muerte en Sarajevo.. Repite en pequeña escala la Gran guerra 100 años despues. mas miserable, mas corta , mas injusta ante los ojos de los turistas adinerados. De esta Europa, de este Hotel de este Juicio, ha de nacer una Nuevo continente .Y el Hotel, se llamara , Nueva Europa. El director bosnio Danis Tanovic, ganador de un Óscar por En tierra de nadie, vuelve a reflexionar sobre el pasado y el presente de su país en Hotel Europa, una película con la que lanza una llamada a sus compatriotas a superar las divisiones étnicas y empezar a debatir "sobre lo que realmente importa. "Cuando de joven leí 1984 de George Orwell me daba miedo, pero nuestra realidad actual da más miedo aún", ha asegurado Tanovic (Zenica, Bosnia, 1969) en una entrevista en la que ha insistido en que "cada generación debe librar sus propias batallas". "Mi generación o la de mis padres estaríamos ahora mismo en la calle defendiendo nuestros derechos, mientras que los jóvenes hoy parecen estar al margen, solo chatean; pero darle al 'me gusta' a la revolución en Facebook no va a cambiar nada", ha asegurado. Ese salto generacional queda patente en dos de los personajes de su película, El texto original era un monólogo de un hombre que ensaya un discurso para pronunciarlo en Sarajevo en la conmemoración del centenario del asesinato del archiduque Francisco Fernando por los disparos del nacionalista serbio Gavrilo Princip, el suceso último que desencadenó la Primera Guerra Mundial. El problema de Bosnia es que está dividida étnicamente y es difícil que gente con ideas tan diferentes se ponga de acuerdo El monólogo sucede en la habitación de un hotel y Tanovic empezó a construir toda una galería de personajes alrededor, que se mueven por todo el edificio. Los trabajadores llevan dos meses sin cobrar y están urdiendo una huelga, mientras que en la azotea una periodista graba un programa especial por el centenario, con entrevistas a especialistas. "El problema de Bosnia es que está dividida étnicamente y es difícil que gente con ideas tan diferentes se ponga de acuerdo. Luego estamos los agnósticos, que defendemos que la religión no debe anteponerse al humanismo", señala el director de "La mujer del chatarrero" (2013). En este sentido, Tanovic emplaza a sus compatriotas a dejar de lado las discusiones "a gritos" sobre si Gavrilo Princip era un terrorista o un héroe y pasar página. "Nunca nos pondremos de acuerdo", advierte, "pero mientras tanto estamos dejando de lado los problemas reales: la educación, el empleo o por qué el año pasado 80.000 bosnios se fueron del país; es mucho para un país de 3,5 millones de habitantes". Aunque Tanovic y su película hablan de Bosnia, las reflexiones son extensibles al resto del mundo actual, en un momento de especial auge de los nacionalismos. "Por desgracia no aprendemos las lecciones de la Historia. Cuando alguien como Trump es elegido te preguntas: ¿es esto la cúspide de la pirámide de la sociedad americana?, ¿esto es a lo que han llegado después de tipos como Kennedy, Lincoln y todos esos hombres increíbles que construyeron ese país?", se pregunta. Además de En tierra de nadie (2001), en la que encerraba en una misma trinchera a un soldado musulmán y uno serbio durante la guerra de principios de los 90, Tanovic volvió a abordar la historia de los Balcanes en Cirkus Colombia (2010) y La mujer del chatarrero (2013), con la que obtuvo el Gran Premio del Jurado en Berlín. En 2008 fundó un partido político, Nasa Stranka, y fue diputado durante un par de años. Aunque sigue implicado en él, abandonó la primera fila para irse a la India a rodar Tigers (2014). "La idea era abordar los problemas actuales de Bosnia y dar espacio a la gente joven. Va a ser duro, seamos honestos, venimos de la guerra, pero hay que hacer el camino", afirma el cineasta. "Hotel Europa" se hizo con el Gran Premio del Jurado y el Premio FIPRESCI en la Berlinale el año pasado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal