miércoles, 22 de febrero de 2017

manual de un tacaño/Radin

Bienvenido a la comedia francesa este enorme y carismatico actor que dicen sabe incluso tocar el violin. Asume esta divertida comedia popular como lo haria Funes en su momento e maximo estrellato.Con este bagage no le hace falta Fred Cavaye, ni giros de guion, ni salir de los trillados caminos que siempre han funcionado.Una primera parte  en la que te partes con  los mil trucos que utiliza nuestro protagonista para ahorrar ad limitum y ya una segunda, mas romantica, mas llevadera, sin perder los sentidos de haberlo pasado bien. Final docil y apacible, en los que recuerdas los trucos que  ud. aunque quiera no va a utilizar nunca. por aquello de la economia de mercado. Cavaye no es Moliere pero, podra ser recordado por este solido, solitario ,  egoista y retorcido tacaño que toma ventaja, al menos cinematografica, al otro conocido y famoso avaro teatral. François Gautier es el primer violinista de la orquesta local. También es un tacaño, hasta el punto de medir el tiempo de ducha y el papel higiénico y usar la luz de las farolas y la tele del vecino, que ve con prismáticos, para ahorrar electricidad. Yo mismo tuve un compañero de trabajo que se duchaba en los baños de la empresa, hacia alli muy temprano las nececidades para ahorrar papel higienico, se afeitaba para ahorrar jabon de casa y planchaba en las  tardes de frio para no encender la calefaccion. Sin vida social, conoce a Valerie, que se enamora de él por su talento. Mientras intenta esconder su defecto, François recibirá una visita, la de Laura, la hija que no sabía que tenía, y que por lo que le han contado le considera un héroe generoso. En su cuarta película como director, el francés Fred Cavayé (Mea culpa) cambia totalmente de registro y deja aparcado momentáneamente el thriller para firmar una divertida comedia. La maniobra parece haberle salido bien, porque Manual de un tacaño llega a nuestra cartelera tras conseguir el número 1 en Francia y reunir a casi un millón de espectadores. El afamado cómico Dany Boon (Lolo, el hijo de mi novia) se convierte en un arquetípico tacaño en una cinta en la que esta condición será el desencadenante de todo tipo de situaciones absurdas e hilarantes, que se complicarán aún más con la entrada en su vida de dos mujeres, interpretadas por Laurence Arné (À coup sûr) y Noémie Schmidt (El Sr. Henri comparte piso), que le consideran un hombre generoso, lo que le obligará a ocultar su obsesión por ahorrar. Completa el reparto de esta cinta, que desde la ironía y el sentido del humor habla de la paternidad y la familia, Christophe Canard, que repite con Boon.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal