jueves, 9 de febrero de 2017

urban hymn

La narrativa Michel Caton Jones, efectiva en otras ocasiones, languidece aquí perdida en las ganas de contemporizar excesivas, llegando a distorsionar la realidad. También inciden demasiado en que la música puede redimir una vida.  Cierto pero con matices que aquí no se revelan por que la figura de Laetitia Wright, compleja, no permite fisuras. En realidad es adonde pretenden llegar los marginados sociales, los rechazados de la inmigración, la redención e inserción por el arte, cósmico por llamarle de alguna manera.  Film plano como el mar en calma, solo removido por los disturbios en el verano de 2011 en el reino unido con una muerte y arrestos múltiples. Un catalogo de malas amistades ,que igual son  asesore de moral o compañeros lobos de viaje. Durante los disturbios un joven vive su propio conflicto interno. Debe tomar una decisión que será crucial para su futuro. Tendrá que escoger si sigue metiéndose en líos junto a Leanne, su posesiva y problemática mejor amiga, o si, por el contrario, escucha los consejos de Kate, una trabajadora social poco convencional, que la anima a aprovechar su talento como cantante, convertirlo en su vía de escape y probar suerte en la industria musical. 10 años después de dirigir Instinto Básico 2. Adicción al riesgo, Michael Caton-Jones vuelve con la cinta que sitúa la acción en el contexto de los disturbios del Reino Unido de verano de 2011, en el que la población de origen africano de Londres se rebeló contra la policía en un enfrentamiento que se trasladó a otras ciudades de Inglaterra y que tiene como origen la discriminación, el desempleo y la falta de oportunidades que afectan a la población negra de las islas británicas. Bajo este contexto, el film da el completo protagonismo a tres fuertes y complejos personajes femeninos, interpretados por Shirley Henderson (Bridget Jones Baby), Isabella Laughland (Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 2) y Laetitia Wright (Pantera Negra) como, respectivamente, una comprometida trabajadora social, una adolescente problemática y una joven que deberá elegir entre seguir estancada en el barrio marginal que vive, dependiente de su mejor amiga, o romper con todo y probar suerte como cantante. Precisamente, la música sirve como catalizador de la historia y, a la vez, herramienta de redención de su protagonista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal