lunes, 11 de septiembre de 2017

el amante doble

François Ozon hace tiempo que busca no sabemos que. Epatar dirian los franceses.  Virtuoso per increible, enigmatico pero cargado de pena por su puesta en escena,  y mucha parte del guion , escindido como el cerebro de su protagonista de  dos gemelos. Film de psiquiatras contado por quien debio serlo,  confuso hasta e l engaño mas falton y con un delirio atmosferico y no digo el espoiler para no ahogar al espectador exhalado como sussiro por falta de interes. Inseparables, aparecen del utero femenino en forma vaginal, lanto del a protagonista y una dualidad psiquiatrica que es el sexo y la lluvia o el lanto no sobresaliendo el deseo sino la tristeza que pudo ser placer. Joyce Carol Oats ,no habria podido escribir ,Frantz, ni la Chica bonita ni Hermanas. Y desde luego el Cain de Ozon. El mundo loco de François une jueces, con travestis, soldados  asesinos,  en una epoca donde todo fue possible en el triangulo de las Bermudas, donde desaparecieron hasta destructores.  Chloé trabaja en un museo y está atravesando problemas personales. De carácter frágil y depresivo, Chloé busca ayuda en Paul, un psicoterapeuta. Sin embargo, entre los dos no tarda en surgir una intensa historia de amor, que hace que en poco tiempo se vayan a vivir juntos. Una vez En la casa, la joven empieza a descubrir indicios de que Paul, del que en realidad sabe muy poco, tiene una doble identidad. Desde ese momento, Chloé entrará en una espiral de obsesión, sexo, dominación y peligro. François Ozon (Frantz) vuelve a terreno conocido: el thriller erótico, adaptación libre de la novela Vidas gemelas de Joyce Carol Oates, en la que establece un juego de espejos con inesperados giros de guion entorno a la relación amorosa que surge entre terapeuta y paciente, una joven de gran fragilidad emocional que se obsesionará con la supuesta identidad oculta de su pareja. Con este punto de partida, Ozon crea una atmósfera intrigante, dominada por la tensión psicológica y sexual, bajo la que se esconde un relato de neurosis y personajes ambiguos con conflictos internos por resolver. Repiten a las órdenes de Ozon Marine Vacht tras Joven y bonita y Jérémie Rennier (Potiche, mujeres al poder), actor fetiche del realizador francés, como los protagonistas de este largometraje que se permite desmarcarse del realismo del material original para dar cabida a las fantasías que su protagonista intenta cumplir. Completan el reparto la veterana Jacqueline Bisset que bueno que vuelve, (Ya te extraño) y Myriam Boyer.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal