miércoles, 13 de septiembre de 2017

The LImehouse Golem

En una sala de música de la Londres victoriana de 1880, pero blasfema y libertina, Dan Leno, el intérprete más famoso de la capital, sube al escenario. En su monólogo cuenta el terrible destino de su amiga Elizabeth, que una vez pisó esas mismas tablas y ahora afronta la horca por ser acusada de asesinato, en un cruce de acusaciones, sispechas y enigmas. Penumbras, prostibulos, el combate contra el mal, los judios y kilos de visceras y carne mutilada, todo revisitando a Jack el destripador.. Su destino parece inevitable hasta que entra en escena el inspector John Kildare, que investiga los brutales asesinatos de un asesino en serie que deja cadáveres apenas identificables de inocentes sin aparente conexión. Nada se presta mejor al suspense y la intriga que las oscuras calles de la Londres victoriana. Eso debe pensar el español Juan Carlos Medina (Insensibles), que, tras la buena acogida de su ópera prima, dirige su primera película íntegramente en inglés. Para ello, se pone a los mandos de esta adaptación de la novela de Peter Ackroyd que sigue la investigación de un macabro asesino en serie que ha sembrado el pánico en la capital, y que ha llegado a convencer a sus habitantes de que los crímenes son obra del mismísimo Golem. A partir de la investigación de un veterano inspector, interpretado por Bill Nighy (Su mejor historia), el realizador compone en The Limehouse Golem una intrincada trama en la que todos guardan secretos, cualquiera es sospechoso y nada es lo que parece. Apoyado en una espectacular ambientación, que recupera las infestadas calles y abarrotadas salas londinenses de finales del siglo XIX, el film completa su reparto con intérpretes como Douglas Booth (Orgullo + Prejuicio + Zombis), Olivia Cooke (Yo, él y Raquel), Sam Reid...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal