domingo, 14 de enero de 2018

Most Beautiful island

Poderosa muestra de las diferencias sociales en nuestro pobre mundo. Esto en la primera parte. La segunda, casi un plano fijo como en la estrategia de la araña, deja libre nuestra imaginacion para poder volar por todos los generos, desde el thriller de secuestros, pasando por el porno hasta el gastronomico. Un carrusel de emociones muy bien rodado por 80 minutos. Homenaje a su padre de Ana Asensio. Buscando siempre la simpatia hacia la protagonista y sus compañeras de viaje, a veces el  dialogo, inexperto es corto o demasiado largo. Luciendo en festivales el film es una sorpresa agradable, tanto como desagradable es su tematica aracnida. En su triple papel cuenta con la experiencia propia su estancia en NY. Una inmigrante española que sobrevive como puede en Nueva York con sus dos hijos. Sin papeles, encadena diferentes trabajos de sueldo ruinoso para conseguir llegar a fin de mes mientras huye de un pasado que la atormenta. Un día, su ya de por sí angustiosa vida se volverá más insoportable cuando una serie de acontecimientos la conviertan en parte crucial de un juego cruel donde las mentes se retuercen y las personas corren un peligro real, todo para el perverso disfrute de unos cuantos privilegiados. La actriz Ana Asensio (Carne cruda) escribe, produce, dirige y también protagoniza su ópera prima, Most Beautiful Island, en la que cuenta su propia experiencia donde tuvo que malvivir durante meses a la espera de un visado. La Gran Manzana. tambien helada en este caso se convierte en el escenario de esta historia intimista sobre la soledad y la identidad que aporta una visión nada edulcorada del sueño americano. Asensio vuelca en la película aquellos sentimientos de ansiedad, desesperación y vulnerabilidad, así como alguna que otra situación límite, y los convierte en un thriller dramático donde la protagonista se enfrenta a un auténtico juego mortal. El film cuenta con un reparto que mezcla intérpretes profesionales como Natasha Romanova (El amor está en el aire), Larry Fessenden (Callback) o Caprice Benedetti (Pactar con el diablo) con otros amateur, que se enfrentan a escenas improvisadas o rodadas en una sola toma que contribuyen al tono crudo, inmediato y realista de la producción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal