sábado, 30 de junio de 2018

Casate conmigo! por favor/Epouse moi mon pote

La Reconquista, no solo tendra su soporte y cara fisica en la imigracion y su injusticia, sino que en la educacion con clases especiales de Coran, pero sobre todo en el cine, coo ya fue importante pàra implantar ens i dia, tanto el american life americano como el nacionalismo social aleman. Un joven marroquí se va a París a estudiar arquitectura con un visado de estudiante. Después de una fiesta, no asiste a su examen final y pierde el permiso de residencia, por lo que de la noche a la mañana se encuentra en una situación irregular en el país. Para evitar la deportación, le pide a su mejor amigo, que se case con él. Cuando piensa que todo está resuelto, un tenaz inspector empieza a investigar para asegurarse de que la boda no sea de conveniencia. El francés Tarek Boudali (Se nos fue de las manos) debuta como director en ¡Cásate conmigo, por favor!, una comedia que protagoniza él mismo. El es un chico ingenuo que suele huir de los problemas en vez de enfrentarse a ellos y, cuando se queda sin papeles, decide casarse con su mejor amigo para seguir estudiando en el país, engañando a su familia y dejando a su novia. su amigo, por su parte, vive con su pareja pero no piensa en comprometerse, así que acepta la disparatada propuesta para que su amigo obtenga el visado. Pero para conseguir la validación del matrimonio, deberán convencer al exigente inspector de que se quieren de verdad. En medio de desafortunados acontecimientos, intentarán demostrar, de forma muy torpe y siguiendo absurdos clichés sobre los homosexuales, que son una pareja real. El reparto de la película lo completan Philippe Lacheau (Alibi.com (Agencia de engaños)), Charlotte Gabris (Se nos fue de las manos), Philippe Duquesne (Bienvenidos al Norte) o la youtuber francesa Andy Rowski. Después de "Se nos fue de las manos" (Babysitting 1 y 2) y "Alibi.com" Philliphe Lacheau se vuelve a juntar con Tarek Boudali quien esta vez se pone detrás de la cámara para formar pareja cómica en este nuevo film.
Hollywood ya se había encargado de mostrarnos esta historia de matrimonios por conveniencia en películas tan dispares como "Os declaro Marido y marido", "La Proposición", o también Ang Lee en "EL Banquete de Boda". Esta vez toca una historia de un Marroquí que para quedarse en Francia necesita casarse y para ello le pide matrimonio a su mejor amigo. Tendrán que hacerse pasar por gays mientras son vigilados por un inspector que no se fía de esa unión matrimonial. Para ello se exponen vicios, secretos, costumbres y metodologias de penetracion ancestral.
Sin darse de que la película no solo pretende divertir, mas de dos millones y medio de espectadores en Francia, desde Julio 2018 del año. 
Los gags son muy repetitivos y recuerdan demasiado a Jim Carrey , resultando fallida la caricatura que hace de los dos personajes, repitiendo clichés a veces de dudoso gusto buscando la risa fácil. 
Los dos protagonistas hacen lo que pueden, pero la película no aprueba, no despierta interés y quedando en una comedia de lo más simplona. No se le puede exigir nada pero ya ha cumplido su cometido internacional belico cultural e incruento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal