martes, 12 de junio de 2018

Marguerite Duras. Paris 1944/ La douleur

Una pelicula sobre una escritora de prosa particular y caracter esquivo tiene que imitarla al maximo, pero sin caer en el tono excesivo literario de L'amant por ejemplo. Una voz en off ayuda mucho a esta posibilidad y Melanie Thierry que interpreta una Duras (1914-1996), dificil, muy convincentemente de la mano de Emmanuel Finkiel. Recrea tambien con acierto la oscuridad y entresijos de parte de la sociedad francesa colaboracionista. El dolor es una de las novelas autobiograficas de la autora, partiendo de un diario escrito durante su estancia en Paris ocupado el 1944. Narrando con sensibilidad un Paris maravilloso, mientras esperaba el regreso de su esposo deportado, en medio de una nube de humo y alcohol, anotando sus recuerdos como militante del Partido comunista y miembro activo de la resistencia francesa. Como dice la misma Marguerite, con solo sus libros ya habia bastante pàra saber todo de ella. Dos viejos cuadernos en una caja olvidada le hacen recordar los aciagos años en la Francia ocupada por los nazis, donde ella y su marido Robert colaboraban con la Resistencia. Cuando Robert fue deportado por la Gestapo, Marguerite pasó por todo tipo de peligros para conseguir que volviera, y cuando la guerra terminó y los prisioneros regresaron, esta mujer vivió una insoportable y agónica espera, que contrastaba con el júbilo de las calles parisinas que celebraban la Liberación. Afamada novelista, guionista y directora de cine cuyas obras, cargadas de un carácter autobiográfico, se convirtieron en un éxito en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Esta historia se convierte en película con de Emmanuel Finkiel (Je ne suis pas un salaud), que compone un biopic parcial aplaudido por el Festival de San Sebastián y reconocido por crítica y público en su país de origen. Junto a aquellos aciagos días, muestra el ambiente enrarecido de la capital gala, donde la alegría por el final de la guerra contrastaba con la tensión que se respiraba en las familias que aguardaban el regreso de sus seres queridos, así como los conflictos morales y políticos sobre la forma de impartir justicia en una época de vencedores y vencidos. Mélanie Thierry (Un día perfecto), Benjamin Biolay (Personal Shopper) y Benoît Magimel.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal