lunes, 26 de septiembre de 2016

El hombre de las mil caras

Cada vez mas, el cine hispano se apoya en ideas hollywoodienses, como antes fue al revés. Eduard Fernandez- Fernando Paesa-, dice en el film que nadie ha dicho que hacerse rico fuera barato. Y yo añado, ni hacer buen cine. Con apariencia de documental económico sobre hechos recientes que no han llegado todavía a conocimiento del segmento joven de la población . A pesar de la depurada técnica de Alberto Rodriguez (La isla mínima) y las estupendas interpretaciones no queda claro si se nos explica que esto no debe funcionar así, o para que aprendamos como funciona. Ritmo de acción tortuoso que marca el film y que nos hace dudar de sus múltiples caras a pesar de su claridad meridiana en su exposición que no irreflexión.  Un estafador internacional que empezó en Guinea Ecuatorial del que no se sabe que es verdad o mentira y que ya es leyenda llego a ser portada de la sofisticada Vanity Fair sin el ser lo. Eran los escombros del franquismo donde todavía la extorsión, la corrupción y el ladroneo de este ex agente del GAL muerto en Paris el 1988, fue descubierto por el periodista Manuel Cerdan, libro de donde procede en parte el film Banquero, gigoló, traficante de armas, diplomático, estafador o espía, Francisco Paesa ha amasado una fortuna viviendo al margen del sistema. Pero un día, su gobierno le traiciona y le obliga a huir del país. A su regreso está arruinado, incapacitado para montar un negocio y con su pareja a punto de dejarle. La oferta del director de la Guardia Civil , que necesita desviar 1.500 millones de dinero público, le servirá para ganar un millón de dólares y también para vengarse de los que le dejaron en la estacada. Paesa y su inseparable socio Jesús Camoes (al que da vida otro ganador de un Goya, José Coronado (Secuestro), unico personaje ficticio de la historia, llevaron a cabo para que Roldán, interpretado por Carlos Santos (Miel de naranjas), robara 1.500 millones de pesetas de las arcas del Estado. Completan el reparto la también propietaria de un premio de la Academia española Marta Etura (Sexo fácil, películas tristes) y los nominados Pedro Casablanc (B) o Luis Callejo (Tarde para la ira),

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal