jueves, 29 de septiembre de 2016

Neruda

Desde el cartero de Radford, no habíamos tenido mas noticias de el. La memoria del agua aparte. Pablo Larrain (Jackie) se atreve a ordenar una parte del complejo pensamiento de Pablo Neruda desde Canto General a la mujer, la clandestinidad, la fiesta, la literatura, construido todo ello a través de la extraña relación establecida con el perfecto de policía que le sigue, Gabriel Garcia Bernal, persecución que a tenor de lo que sabemos por su biografía, "Confieso que he vivido", no consigue ninguna credibilidad. Demasidas historias esbozadas que acaba pareciendo mas un film político utilizando clave nerudianas que un film sobre el poeta. Larrain declaro en Cannes que nunca se hubiera atrevido a hacer un biopic y ha buscado este poema cinematográfico este sueño onírico e imaginario.En 1948, la Guerra Fría ha llegado a Chile y en el Congreso, el Senador Pablo Neruda acusa al gobierno de traicionar al Partido Comunista. Ante esto, el presidente Videla lo desafora y ordenar su detención, lo que obliga a Neruda a intentar huir del país junto a su esposa. Durante su fuga clandestina, escribe su épico Canto General mientras juega al gato y el ratón con el prefecto de la policía que le persigue. Será entonces cuando Neruda se convierta en símbolo de libertad y leyenda literaria. Después de encandilar a la crítica con El club, el chileno Pablo Larraín nos cuenta los días más aciagos de su compatriota, el Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda, cuando se convirtió en enemigo del gobierno de Videla y tuvo que huir de la persecución policial. Sin embargo, Larraín no conforma un biopic de extrema fidelidad a los acontecimientos históricos, sino que emplea los momentos más conocidos de este período y los usa en una película que juega con la leyenda del escritor y permite al espectador disfrutar de su poesía, su memoria y sus ideales comunistas. De este modo, Larraín homenajea a Neruda con uno de los géneros favoritos del autor: el policial, y compone una road movie en la que sus personajes, ni el cazador ni el cazado, experimentan una evolución evidente. Luis Gnecco interpreta al legendario literato y vuelve a compartir reparto tras No con Gael García Bernal (Eva no duerme). Junto a ellos, encontramos otros rostros habituales del cine hispano parlante como Antonia Zegers (La memoria del agua) o Emilio Gutiérrez Caba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal