miércoles, 15 de junio de 2016

Si Dios quiere

Hay un aspecto de las películas religiosas especialmente las catolicas. Y es que independientemente de su calidad, siempre son valoradas de foma muy mediana por la critica especializada. Si que es cierto que el director, normalmente confeso de la religion explorada, (Scorsese en La última tentación de Cristo), va con pies de plomo antes de que alguna mafia vaticana se los ponga de verdad en el Tiber. Aqui, Eduardo Maria Falcone (Guionista en Te acuerdas de mi?, ahora n su opera prima nos cuenta la importancia de la unidad (de unida) familiar un poco o mucho en la linea d'Escriba de Balaguer, o sea el  abuso a veces de esta obligatoriedad para conseguir poder. Pero a veces y es lo que cuenta realmente la película, la libertad llama a al puerta. y entonces hay elementos sometidos que buscan vias de escape como aqui es el eterno malhumor del protagonista. Hecho este que debe por supuesto corregir o de momento reprimir.  Humor de cacerolada, personajes dibujados con brocha del 10 y dar de paso el mensaje de que las clases medias, en pleno declive, si desaparecen no pasa nada. Craso error como es historicamente sabido. Como no puede ser todo nefasto, destaca en el film un cardiologo, abanderado de su condicion de ateo, objetivo a recuperar, y que interpreta siempre bien Marco Giallini. La vieja pero efectiva comedia italiana vuelve de la mano de Alessandro Gassman, Laura Morante, y Ilaria Spada con Enrico Oetiker y Eduardo Pesce,.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal