miércoles, 3 de mayo de 2017

La excepcion es la regla

Triste crónica de un Hollywood que se fue, de un tiempo que pasado ya fue mejor, donde la comedia era suave y los mitos de verdad. Un cine que harian y hacen con los años y la muerte a cuestas, Beatty o Hugues, con un rancio pastel y un color de ahora  mismo y en el que el cel.luloide se rie de la targeta SIM. Cenas que respiraban paz, y que daban para conversaciones al fresco o inventar el avión. Ver por orden alfabético a Benning, Berger, Baldwin, Harris o Sheen tiene un precio uqe pagas muy a gusto. Años 50, de postguerra, , donde despuntabas paseando un stanton o un casco y, además, las piscinas se llenaban con glamour, ante la mirada burlona de un chofer millonario. Hugues, "el interpretado" es una vez mas protagonista absoluto. Suma esta vez, delante y detras de la camara, a Dick Tracy, otro legendario que acabara rompiendo los oscars. Extravagancia con clase, desencanto ignorado por una puesta de sol demasiado rapida, Como el propio cine todos se reinventan. Y todo sin "Reds". En 1958, Marla es una joven que viaja hasta Hollywood para trabajar como actriz para el mismísimo Howard Hughes. En su llegada al aeropuerto conoce a Frank, el chófer del magnate, un ferviente metodista que está a punto de casarse con su amor del instituto. Entre ellos surgirá una poderosa atracción que pondrá a prueba no sólo sus creencias religiosas, también la inquebrantable norma de Hugues: sus empleados tienen terminantemente prohibido relacionarse con las actrices que trabajan para él. Dos intérpretes al alza, Lily Collins (Blancanieves (Mirror, Mirror)) y Alden Ehrenreich (¡Ave, César!), llamados a liderar la próxima generación de Hollywood, se ponen a las órdenes de todo un veterano en la industria: el oscarizado Warren Beatty (Enredos de sociedad), que tras 15 años alejado de las cámaras vuelve de su retiro para dirigir y protagonizar en los años dorados de la meca del cine, Beatty se acerca a la controvertida figura de Howard Hughes a través de un romance con un claro aroma a cine clásico que transcurrirá entre la represión sexual y cultural de los 50 y el espíritu liberador de los 60. Junto a ellos, completan el reparto los nominados al Oscar Annette Bening (Nunca es tarde (Danny Collins)), Ed Harris (Una noche para sobrevivir), Alec Baldwin (La verdad duele) o Taissa Farmiga (.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal