miércoles, 24 de mayo de 2017

Paraiso

Renovar el horror del pasado, suele ser una de las aptitudes del cine ruso, hoy de Andrei Kontxalowsky. Como en los chistes de antaño, se hace coincidir en un argumento, una aristocrata rusa, un oficial frances y otro aleman. Ellos, sin ver el holocausto nos mostraran el horror de la guerra, aun por terminar. . Lejos de Tango i Cash, vuelve el director a su Siberiada y nos muestra su musculo genial en el blanco y negro otra vez. Parece que la historia con visos de realidad, un circulo que se cierra en la obra belica de este autor maduro. En la Segunda Guerra Mundial, Olga es una aristócrata rusa que forma parte de la Resistencia, Jules es un francés amante de la buena vida convertido en un corrupto y despiadado funcionario nazi y Helmut viene de una familia alemana y es un oficial de las SS despreocupado por las consecuencias morales de sus actos. Cuando Olga se reencuentre con Helmut, con el que tuvo una historia en el pasado y que parece seguir sintiendo algo por ella los tres tendrán que tomar decisiones que marcarán su vida. Galardonada en los festivales de Gijón y Venecia, la nueva película de Andrey Konchalovskiy (El cartero de las noches blancas) sitúa al espectador ante tres historias cruzadas protagonizadas por tres personajes que ocupan todo el espectro ideológico. A través de ellos, y de las decisiones que toman, condicionadas por su afán de supervivencia y sus convicciones ideológicas, Konchalovskiy analiza las relaciones humanas y los puntos comunes entre el odio imperante en aquella época y el que existe en la sociedad actual. Al frente del reparto de Paraíso se encuentran Yuliya Vysotskaya (El cascanueces), Philippe Duquesne (Se nos fue de las manos) y el debutante Christian Clauss.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal