lunes, 26 de junio de 2017

testigo

Un personaje solitario se ve implicado en un complot politico de espionaje de escuchas.Intento de calentar el cine nordico, de  Tomas Kruithof un director debutante.  Bien  tensionado el film demostrand o que la tension se puede hacer hervir desde el modo avion, las pausas, los travellings lentos, los silencios y la ingravidez casi espacial. Destruido por el alcohol y el paro, la suerte del film esta echada pero cuenta con un gran Clouzet y un buen ritmo de progresion  trhiller. Dos años después de ser despedido, Duval sigue en paro. Su destino parece cambiar cuando un enigmático hombre de negocios se acerca a él y le ofrece un trabajo aparentemente sencillo y muy bien remunerado: transcribir escuchas telefónicas. Desesperado por su estado financiero Duval acepta sin tan siquiera preguntar el contenido de las conversaciones, lo que hará que, sin darse cuenta, se vea inmerso en la parte oculta del misterioso mundo de los servicios secretos. Los clásicos han influido en la ópera prima de Thomas Kruithof, que escribe y dirige este thriller protagonizado por un hombre solitario y corriente que pasa de testigo a figura clave de una gran conspiración. Con las habituales (e ingentes) dosis de tensión y los precisos giros en la trama habituales en el género, propone un juego de sombras y colores fríos narrado con inteligencia y aroma a los grandes clásicos en el que hay espacio para una reflexión sobre el estado de sumisión existente en el ámbito laboral contemporáneo y la instrumentalización de los servicios secretos para fines políticos. François Cluzet (Un doctor en la campiña) interpreta al protagonista de este film que también cuenta con la participación de Denis Podalydes (Monsieur Chocolat), Sami Bouajila (La tormenta interior) y Simon Abkaria.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal