martes, 17 de abril de 2018

Cariño yo soy tu/L'un dans l'autre

De pelicula de tarde televisiva de serie de madrugada es este repaso de los pecados ancestrales de la pareja humana que nos mantiene despiertos gracias a una musica omnipresente y reiterativa. Lios infinitos resueltos con distinta fortuna entre ellos el descubrimiento en sus jovenes cuerpos del onanismo aplicado. Dos amantes adulteros reconocen en su ultima noche que sus fisicos se han intercambiado en esta comedia de ciencia ficcion. Cine frances menor, lo digo yo que tanto lo admiro. Dos parejas casadas forman un sólido grupo de amigos que empieza a resquebrajarse cuando dos de ellos se convierten en amantes. Ante las complicaciones que genera esta relación secreta, deciden poner fin a su aventura, no sin antes pasar una última noche juntos. Cuando despiertan, se encuentran con que, sin saber cómo, han intercambiado sus cuerpos. Mientras encuentran la solución a esta situación, tendrán que disimular y vivir la vida del otro. Hubo un tiempo en el que el intercambio de cuerpos (lo que se conoce en el cine anglosajón como body swap) era un recurso habitual en las comedias multisalas. Fan confeso de este subgénero, el director y guionista Bruno Chiche (Je n'ai rien oublié) lo recupera para una película que aprovecha el potencial humorístico, mágico y poético de tener las mentes de sus protagonistas encerradas en el físico del otro. Para intentar aportar algo novedoso a una clase de películas repleta de tópicos y lugares comunes, Chiche se inspira en la historia de una pareja de amigos suyos, infieles entre sí, que sirven como modelo a los personajes de esta cinta, miembros de los dos matrimonios unidos por una estrecha relación que será puesta a prueba cuando una aventura amorosa entre en la ecuación. De este modo, el enredo se multiplica por dos, dando lugar a gags que juegan con el intercambio de sexos, además de las estratagemas y maniobras descabelladas para que no se descubra el engaño. Stéphane De Groodt (No molestar) y Louise Bourgoin (Los caballeros blancos) permutan sus roles bajo la inocente mirada de Aure Atika (El infiltrado) y Pierre-François Martin-Laval. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal