lunes, 15 de agosto de 2016

La memoria del agua

Precursor de la Habitación en Roma que adapto Medem el 2005 en su debut, ya se perfilaba como director intimaste y de pianos secuencia largos. Es la manera como consigue el chileno Matias Bize plasmar en la pantalla la tristeza emocional. El tema ya conocido seria el de la pareja que para superar la perdida de un hijo debe separarse, todo ello con una banda sonora de llorar literalmente. Una joven pareja que deben enfrentarse a la terrible pérdida de su hijo. Ambos lucharán para mantener su relación, pero el gran dolor causado por la muerte del niño no les permite amarse como antes. Hecho este para algunos impsible ya que hay quien cree que debería ser al revés. No consiguen sobreponerse a la tragedia y deciden reconstruir sus vidas intentando olvidar lo que fueron como pareja. Sin embargo, un reencuentro inesperado entre ellos, les obligará a tomar una decisión que podría cambiar el sentido de sus vidas para siempre. Esta coproducción hispano-chilena, dirigida por Matías Bize (La vida de los peces). El film es un duro drama que conmueve al espectador. Los dos protagonistas son Elena Anaya (La piel que habito) y Benjamín Vicuña (El Bosque de Karadima). El resto lo componen Néstor Cantillana (Neruda), Alba Flores (Vis a Vis) y Sergio Hernández.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal