sábado, 27 de agosto de 2016

Viaje

Dos jóvenes treintañeros, se conocen en Costa Rica. Tras cruzar sólo unas palabras, se besan. Sin embargo, el sexo casual termina en nada ante la falta de taxis y un largo viaje a pie. Ebrios y cansados, ambos duermen juntos. Pero al día siguiente, Pedro debe partir a Rincón de la Vieja, un precioso volcán, y Luciana viajará pronto al extranjero. Ante el temor de no volverse a ver, deciden ir juntos a ese lugar. Esa estancia de apenas dos días cambiará sus vidas para siempre. Paz Fabrega se desahoga ofreciendonos este manual de primeros auxilios de como cgnseguir la paz, la sensualidad, la calidez y gozar de un amor fuj az y  pasajero en medio del las montañas, en tienda de campaña aunque propone tambien el refugio y bañandose en las heladas y puras aguas de un rio andino. Paz, la direcotra, completa su diptico mar y montaña (Agua fria de mar fue su primer largo) con las interpetaciones languidas de Kattia Gnzalez y Fernando Bolaños. Un film de solo 70 minutos y 70 paisajes que hubiera podido titularse Todo empezo con un gin tonic... y acaba como acaba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal