viernes, 4 de mayo de 2018

Vengadores, infinity war

No puedo con ella. Triste, maquiavelica, destroyer, con accion constante con seres extraños, imposible de ver o distinguir ningun golpe, son hologramas. Las "conversaciones" no mas de media docena, son sobre las partes y atributos de los guardianes de las galaxias, que pretenden ser la vaselina humoristica para tragar el producto. Unos amigos se van a rescatar a la novia de uno de ellos en barco y de paso castigan al raptor y destrozan una ciudad que podria ser Troya. Los escenarios apocalipticos, orquestales, operisticos, demenciales, espaciales. basicamente dos: el pais de Pantera negra y la casa de Tanos. A pesar de que el enfrentamiento es contra las amorfas figuras de Wakanda, la solucion a la superpoblacion (hambre, enfermedades) es el genocidio como mal menor. Hay quien afirma haber visto a Josh Brolin debajo de una capa de millones de pixels en una gran interpretacion, enamorado de la muerte. Hay tal concentracion de poderes que pueden salvar el mundo que puedes facilmente confundir Thor con Bucky Barnes o Black Panther con Hulk, que todos tienen su frase y su mandoble o sarta de golpes. Resumen de 10 años de Marvel, al salir escuchas al publico decir: "estoy agotado y completamente despistado, pero feliz". Yo no sabia que la felicidad era esto. Y no se lo pierdan, la taquilla ha superado la ultima fiesta de Spielberg (42 millones). Tras años acechando en las sombras, el Titán Loco, ha empezado a sembrar la destrucción por todo el cosmos en busca de las Gemas del Infinito, portadoras de un poder ilimitado, que le permitirían imponer sus designios en todo el universo. Lo único que se interpone en sus tiránicos planes son los Vengadores, que tendrán que estar dispuestos a hacer terribles sacrificios para salvar la Tierra, y el resto de planetas, del villano más poderoso y sanguinario al que jamás se hayan enfrentado. El "evento cinematográfico"(?) de la década, pone el broche a 10 años de Universo Cinematográfico de Marvel. 18 películas y casi 15.000 millones de dólares de recaudación total después, todos los superhéroes de la Casa de las Ideas se reúnen para hacer frente a su mayor amenaza hasta la fecha: un tirano intergaláctico en busca de las Gemas del Infinito, objetos de gran poder, con las que desatar la devastación y el caos y completar sus planes de dominación universal. Los hermanos Anthony y Joe Russo, que ya se encargaron del crossover Capitán América: Civil War, dirigen la primera parte del díptico que servirá como transición hacia una nueva era en este mundo de enmascarados con boina. De este modo, a las batallas y el despliegue de efectos especiales de última generación, se unirá la despedida definitiva de algunos personajes emblemáticos, por suerte. Una vez más, el nominado al Oscar Robert Downey Jr. (Iron Man 3) y Chris Evans (Capitán América: El soldado de invierno) lideran el dream team de héroes que se completa con los ya veteranos Tom Holland (Spider-Man: Homecoming), Scarlett Johansson (Ghost in the Shell: El alma de la máquina), Chadwick Boseman (Black Panther) o el candidato a un Premio de la Academia Benedict Cumberbatch (Doctor Strange (Doctor Extraño)), que formarán equipo con los Guardianes de la galaxia de Chris Pratt y compañía para derrotar al sádico Tanos. Un desproposito.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal