jueves, 29 de noviembre de 2007

La luna en la botella

En un capazo decimos los catalanes. Es la forma de decir que el contenedor recipiente no puede acoger, sin peligro para la integridad de lo que queremos preservar, todo el volumen, peso especifico o liquidos que configuran la cosa. Lo sabia Grojo al intentar vertirnos su historia cuando las bolsas de plastico ya van a desparecer. Y para que la contengamos, recurre al universo. El de Jean Jeunet,(Amelie), el submundo de Fellini (La voz de la luna), y tambien unos toques de Bresson (Cuatro noches de un soñador).
En su circo, de capazo-botella -carpa, pone Grojo unos actores bastante entonados a pesar de su cometido marioneta. Eduard Soto, Dominique Pinon y Barbara Goenaga son como tubos erlenmeyer de laboratorio que corren de aqui para alla para que el liquido guión no se derrame. Película para llevar como la comida rapida, pero que si consigues retenerla en alguna de sus partes poniendo el cesto rio arriba, resulta relajante como un balneario al que han cortado el agua. Esta película la descubres por el ruido que hace el film al golpear contra la maquina al finalizar la proyeccion. El sueño ha acabado y la luna se ha borrado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal