martes, 17 de mayo de 2016

High-Rise

En 1975, el Dr. Robert Lain se muda a su nuevo apartamento situado en un elitista edificio a pocos kilómetros de Londres, un lugar donde busca tranquilidad y anonimato. Sin embargo, se topa con sus vecinos y la especial estructura social del edificio. Finalmente, Robert se decide a formar parte de ella, luchando por encontrar su lugar. Cuando las luces se apaguen, y la gente del inmueble pierda el control, la salud mental de este médico se desintegrará en una espiral de fiestas, bebida y sexo. Ben Wheatley (Turistas) dirige esta cinta que adapta la aclamada novela homónima de J. G. Ballard. A pesar de haber sido publicada en 1975, el estudio sociológico de Ballard, acotado entre los muros y plantas de un lujoso rascacielos londinense, en el que su propia y endogámica estructura social está dividida en castas y en la que la clase alta domina con puño de hierro, continúa hoy en día vigente. Con un respeto máximo por la obra que traslada a la gran pantalla, High-Rise ofrece grandes dosis de suspense en un entorno al que Wheatley aporta una atmósfera surrealista e hipnótica, afinada a base de todo lo que ha aprendido en sus films precedentes. Tom Hiddleston (La cumbre escarlata) aporta inteligencia y vulnerabilidad emocional al Dr. Robert Lain en su morboso viaje a la demencia en la neotecnológica Torre de Babel que acoge la historia de High-Rise. Entre sus siniestros vecinos encontramos un reparto de lujo formado por experimentados actores británicos, entre los que se encuentran el ganador del Oscar Jeremy Irons y Sienna MIller

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal