lunes, 25 de julio de 2016

La correspondencia

La correspondencia suele ser/darse entre dos. Concordancia, complemento, equivalencia o simetría. Esto es lo único que se da en el film  y sucede entre Jeremy Irons y la bella Olga  Kurylenko. El resto es insustancial, como las cartas, con discursos pretenciosos y plagadas de reflexiones astrológicas, aburridisimas peroratas durante las cuales el espectador puede resarcirse admirando la belleza de las localizaciones como el lago Orta o la isla de san Giulio. Un profesor de astrofísica, entrado en años per de buen ver todavía tiene una joven amante, que a demás de su pasión por las estrellas,se dobla así misma en las escenas de acción de samurais, lo cual da un coctel extraño e incoherente. . Temas importantes populares como la relacion con diferencia de edad, la maternidad sin condiciones óptimas, o la petulancia de los parisinos los traslada Giusseppe Tornatore al patrón americano de comedia juvenil. Hay que descontar el minutaje en que aparecen en pantalla todos los métodos de comunicacion actuales. Planos de cartas evidentemente, pero también, dvd's, mensajes de móvil,  twiter, xat de ordenador. mail que la protagonista recibe constantemente y que justifica entonces los saltos infinitos que realiza en sus peleas cinematográficas. A comportamientos extraños, correspondencia pesada, Y el amor , o lo que sea este 2.0, lo encontramos mas allá  de las estrellas, que como el filme sera fugaz, como también están Simon Anthon Johns, Shauna Mcdonald  Darren Whiftleld. Ennio Morricone que ya lo musica todo celebra sus 25 años de colaboraciones con el director.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal