sábado, 30 de julio de 2016

Tallulah (Cien de cine)

Producción independiente en el debut en el largo de Sian Heder. Con una clara intención de tener un mercado indie americano y tener su espacio en Sundance, y también poder ser vista en una pequeña pantalla sin perder calidad. Por ello las tramas personales son las que toman más fuerza y protagonismo en la película. Más calidad interpretativa que un telefilm, pero que está en ese límite, de acabar sólo en cadenas televisivas y no poder estrenarse en cines.
La historia llena de dudas al espectador. Cuando la justicia se toma de una manera unilateral de manera tan descarada y complicada como hace el personaje de Ellen Page decidiendo que una madre alcohólica no puede seguir con su hija porque realmente no la desea. A partir de ese momento los problemas se le complican. Conseguir un sitio donde estar con la niña, adaptarse a sus necesidad y conseguir que le crean que esa niña es suya. Por otro lado la desesperación de la madre buscando a su hija conocedora del gran error que ha cometido.
Destacan las interpretaciones de Ellen Page y Alllison Janney, dos actrices con una gran química en las escenas que aparecen juntas, sea riendo y gritándose. Ya lo mostraron en Juno, y en esta ocasión son lo más destacado de la película, que exceptuando los momentos de exceso de imaginación,  y poder hacerse más de una pregunta sobre la capacidad que tienen los humanos de reproducirse. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal