jueves, 7 de julio de 2016

Todos queremos algo

Richard Linklater, maestro en amaneceres y atardeceres, vuelve con su renovada vitalidad nostalgica,  los 80's despues de la Movida del 76 a hacer de nada una película. Dificilmente puede alcanzar las cotas del American Graffity, ni la profundidad de analisis que el mismo planteo en Boyhood y de la que este ultimo filme bien podria ser una continuacion mas diluida. El denominador comun es una musica de radio cassette de coche, los rituales de tribu que ejercen los adolescentes al cambiar la piel y el disfrutar de todas las cosas placenteras que van descubriendo de la madurez, cuando faltan tres dias para empezar el curso. El unico fin  de todo es encontrara pareja , chica en este caso, y para ello se añaden minutos de espejo, dudas en la eleccion de ropa y documentacion oral y escrita sexual entre los colegas. Como rebaño social que son, el filme es como un album de fotografias amarillentas, centradas basicamanet en el personal de primer curso de la universidad que habitan sin reproches en una casa de derribo en la que destaca curiosamente las ganas de vivir. el espiritu deportivo y en la que una cerveza desata una tormenta de hormonas. Ademas de la buena ambientacion, tambien lo determina el guion, con sexo sin escatologia, lenguaje todavia cuidado, y un trato respetuoso a la memoria reciente de los protagonistas, aunque sea breve. Ocurre en EEUU donde al parecer no habia los  abusos y humillaciones actuales. Son los años 80, y Jake llega a la Universidad de Texas al volante de su flamante deportivo, con las ventanillas bajadas y la música a todo volumen. Allí le esperan sus nuevos compañeros del equipo de béisbol, que le acompañarán en sus primeros días en el campus. A pocos días para que den comienzo las clases, Jake piensa aprovechar el tiempo que queda hasta el inicio del curso para empaparse con el ambiente universitario. Esto es, ir a fiestas, conocer a chicas y hacer grandes amigos. Richard Linklater (Boyhood (Momentos de una vida)), es posiblemente uno de los directores más reputados de la escena indie americana (sus 5 nominaciones al Oscar le avalan). Linklater vierte en esta película algunas de sus vivencias personales y la sitúa al principio de los 80, años todavía influenciados por la década anterior, y narra las vivencias de unos muchachos que, entre fiestas, ligues y diversión, afrontan el salto definitivo a la edad adulta. Con una banda sonora formada por algunos de los temas más emblemáticos de la época, Linklater recurre a actores jóvenes pero experimentados para retratar el descaro de estos chicos de 18 años. Blake Jenner (Glee) interpreta a Jake, el recién llegado a la Universidad que deberá lidiar con las novatadas de Tyler Hoechlin (Carta blanca) y Ryan Guzman (Jem y los Hologramas), mientras es animado por Glen Powell (Infiltrados en Miami) y se enamora de Zoey Deutch.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal