miércoles, 7 de diciembre de 2016

1898 Los ultimos de Filipinas

Si fuera en 1989 como ponen algunos rotativos, seria un desastre post olímpico de este peculiar nación. Pero al ser 1898, la narración del espabilado y coherente Salvador Calvo, pasa por intentar de explicar la perdida de la ultima colonia hasta ahora, por parte del estado español, con sus muertos y todo, defendiendo lo indefendible. Cine televisivo, impecable, impersonal y encorsetado destinado a ser visto bajo las palmeras en la nieve. Film bélico que lo único que demuestra es lo inutil de l a muerte ofrecida a la patria para nada cuando los valores y orgullo de otra nación pisoteada largo tiempo te pasa por encima. Tipo el Alcázar de Toledo o las obras de Roman en el 1945. Puede ser una cinecidencia que los aparatos de produccion del estado coincidna ahora en ofrecernos lo magníficos, hay mas de 7, que eran estos héroes, embarcados a su pesar en mayoría de las ocasiones para suponerles un valor inutil, una armas caducas y unas técnicas heredadas de Don Pelayo y El Cid. Como veran, la culpa es del mobil.
En el verano de 1898, en Baler, una pequeña aldea en la costa de Luzón, una isla filipina, un grupo de soldados españoles liderados por el coronel De las Morenas y el teniente Cerezo luchan contra un grupo de nativos insurrectos. Se verán obligados a refugiarse en la iglesia del pueblo para poder sobrevivir, y durante casi un año se mantendrán allí, sin rendirse, a pesar de los avisos tanto del gobierno español como de los propios habitantes de la isla. No se creían que cedieran ante EE.UU. 1898. Opera prima de Salvador Calvo, autor de series y mini-series televisivas, con un gran reparto, entre los que se encuentran los ganadores del Goya Luis Tosar (También la lluvia), Javier Gutiérrez (La isla mínima), Karra Elejalde (100metros) y Eduard Fernández (El hombre de las mil caras), además de los nominados a los premios de la Academia española Carlos Hipólito (Holmes and Watson. Madrid days) y Álvaro Cervantes (Tengo ganas de ti). Todos ellos conforman el grupo de soldados protagonistas de uno de los episodios más conocidos de la guerra entre España y EE.UU. de finales del siglo XIX, en el que, refugiados en una iglesia, resistieron un sitio de casi un año entre innumerables calvarios y penurias, intenta representar con fidelidad este acontecimiento real, apoyado en un trabajo actoral, un excelente diseño de producción de las escenas de guerra.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal