lunes, 5 de diciembre de 2016

la doncella/the handmaidenn/ah-ga-ssi


  • En los años 1930 Corea está bajo colonización japonesa. Allí vive Sookee, una carterista que es contratada por un falso conde para robar la recién obtenida herencia de Hideko, una rica joven japonesa que vive en su gran mansión bajo la influencia de un tirano, su propio tío, que se encarga de administrar su riqueza. Para conseguir su propósito, Sookee entrará en la casa como la nueva doncella de Hideko, cuya misión una vez allí será manipular a la joven para que sea conquistada por el estafador. El coreano Park Chan-wook (Stoker), uno de los nombres propios del cine asiático actual, dirige esta cinta, entre el drama romántico y el thriller, que se inspira en la novela Fingersmith de la escritora británica Sarah Waters. La doncella (The Handmaiden) llega a nuestras pantallas tras conseguir el premio del público en el Festival de Sitges, y nos ofrece una emocionante historia protagonizada por dos mujeres, interpretadas por Kim Min-hee (Ahora si, antes no) y la debutante Kim Tae-ri, una con un pasado oscuro y otra con un presente desesperado, que establecen una estrecha relación entre ellas bajo la sombra de la estafa. A ello se une el suspense que emana del relato, y que culmina un thriller con altas cargas de erotismo no exento de sorpresas argumentales. Chan-wook completa el reparto con Ha Jung-Woo (The Yellow Sea) y Jo Jin-woong (Asesinos). El mitificado realizador Park Chan-wook [Oldboy (2003), Stoker (2013)] se reencuentra con sus obsesivos temas a través de una adaptación libre, aunque respetuosa con la estructura tripartita del original, de la célebre novela Falsa identidad (2003), de Sarah Waters. Como aquella, era dificil plasmar en la pantalla la fascinacion que siente la empleada en su llegada a un nuevo mundo donde nos habla, en medio de una trama colmada de traiciones y engaños -ubicada en este caso en la Corea colonizada por Japón de los años ´30-, del romance entre una joven criada y su (aparentemente) cándida señora. Una puesta en escena gratuita y una indisimulada tentacion de sorprender al personal con  violencia, conversacion agresiva o erotismo; y, en definitiva, modos cinematográficos donde la belleza y el onanismo visual se dan la mano, aseguran a los entusiastas de Chan-wook el disfrute del largometraje, merced a un nuevo despliegue de amoralidad existencial donde la forma y el trasfondo resultan casi siempre indiferenciables. No oculta el director su admiracion ciega por los grandes maestros del engaño cinematogtafico a principios del siglo pasado. Los problemas de la magnética protagonista cuando la sexualidad estalla en exuberante, provienen de un histrionismo interpretativo y escénico  cargante, a menudo derivado de su condición de gran farsa; aunque ese espíritu llamativo es común a parte sustancial de la obra de Chan-wook. Y quiza del imensoabanico de posibilidades que nos ofrecen este par de damas infignas primero, felices despues i con una atarciion per la mentra suerior a toda fuerza natural.  Decisiones formalmente coherentes con la propuesta, pero que colisionan una y otra vez con el pleno rendimiento de la ficción. Con todo, la articulación está llena de elementos estimulantes: para empezar, el discurso feminista más convincente de la temporada, una elucubración acerca de la rebelión contra lo patriarcal desde el cuerpo femenino como fuente gestionada de juego y placer frente al lenguaje -concretado aquí en cierta tradición literaria y en los dialogos imparable de los personajes masculinos- hegemónico. Pero, sobre todo, cabe destacar cómo sus  juegos narrativos -con de imágenes que reformulan sus sentidos a medida que progresa el metraje- reflexionan sobre las posibles naturalezas de lo ficticio, desde la complaciente sumisión a lo subversivo, con lucidez desarmante.Y los pobres japoneses vapuleados entre la película de Mel Gibson y esta. El apartado premios vale la pena citarlo
  •  Festival de Cannes: Sección oficial largometrajes a concurso
    2016: National Board of Review (NBR): Mejores películas extranjeras del año
    2016: Festival de Sitges: Premio del Público
    2016: Critics Choice Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa
    2016: Críticos de Los Angeles: Mejor película extranjera y diseño de producción
    2016: Satellite Awards: Nominada a Mejor película de habla no inglesa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal