viernes, 23 de diciembre de 2016

Falling

Toma ya película intimista real como la vida misma, con sus fases depresivas, sus lloros, sus obsesiones y sus shoks emocionales con vaso de tequila y beso de una amiga cuando falta el amor. De la puesta de sol por ver ya ni te hablo, esforzado cinéfilo en busca de la critica mas navideña que no es sinónimo de inteligente. Alma dejó a Aslan hace siete meses, y ahora él quiere volver a verla. Para ello, la cita en la República Dominicana, el lugar en el que vivieron los mejores años de su complicado matrimonio. Si Alma acude y pasa 24 horas con Aslan, éste le entregará las llaves de la casa que compartieron durante 20 años. En sólo un día, este hombre tendrá la difícil misión de cambiar los recuerdos de su ex mujer, reparar los errores que cometió en el pasado y revertir el final, pero quizá ya sea demasiado tarde. Después de cosechar numerosos aplausos a su paso por festivales con Buscando a Eimish, Ana Rodríguez Rosell dirige Falling, un intimista drama romántico en el que la realizadora habla del amor, desde su naturaleza agridulce, como una fuerza de la que es imposible resistirse. Para dar vida a esta historia, Rodríguez Rosell escogió, desde el momento de redactar el guion, a Emma Suárez (Julieta) y Birol Ünel (con el que ya colaboró en Buscando a Eimish), que protagonizan un relato sobre la capacidad de cambiar las cosas, las segundas oportunidades y el poder de los recuerdos como poso último de la vida que se tiene. Completan el reparto el debutante Gabriel Tineo y Celines Toribio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal