domingo, 18 de diciembre de 2016

Eternite

Si solo la música de piano nos ha de acompañár toda la eternidad, muchos no querremos ir. No piensa asi Tran Anh Hung que nos obsequia con 115 minutos de una fotografía cálida acompañada por el piano que mece la cámara en tercera persona.. Inspirado y adpatada la novela de Alice Ferney ns muestra un melo de época, frágil y elegante, y que podría haber empezado en cualquier siglo. Sinfonía de imagenes en una pentágrama  de información que pretende únicamente  fascinarnos. La misma fascinacion que causa a su protagonista Audrey Tauron, que longevo, esta fascinado por la sucesiva marcha de sus  amigos y familiares, se supone que la mas sola. Es Francia que filma en esta ocasión el paso del tiempo coreano. Con nacimientos y defunciones proporcionales a las familias del entorno, es como ha decidido el autor mostrarnos su interés por la vida. A diferencia del olor d e la papaya verde, la muerte de la eternidad no huele, pero causa dolor. Sobretodo a Berenice Nejo, Melanie Laurent y Jeremie Renier.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal